Tira posos de café en el jardín y los quema, ¡la razón es inteligente!




¿El truco? ¡Café tostado ! Sí, es una panacea. Muy simple y, a la vez, muy eficiente. ¡El café tostado mantiene alejados a los mosquitos e insectos! ¿Cómo se hace? Coge un plato y espolvorea unos 50 gramos (usados y secos) de café molido. Coloca el plato en un lugar en el jardín donde estén la mayoría de los insectos y quema los posos del café. Nota: ¡el café se quema rápidamente! Déjalo chisporrotear, arderá y olerá maravillosamente. Finalmente, ¡disfruta de noches sin mosquitos en el jardín! Los posos de café no solo ahuyentan a los insectos, sino también a otros animales. ¿Sientes curiosidad de saber cuáles? Puedes verlo en la página siguiente.




¡Con esta receta podrás quitarte el vello facial de una manera súper fácil! ¡No hay necesidad de afeitarse o depilarse con cera!

Dieta para reducir el ácido úrico – principios, productos indicados y contraindicados