Los 5 hábitos alimenticios que te ayudarán a tener una piel soñada




Miel ¡hace maravillas en tu piel!

Diapositiva 4 de 5: La miel es uno de los ingredientes naturales más preciados en el mundo de la cosmética. Su alto contenido de vitaminas, minerales y la enzimas naturales que contiene, le otorgan un poder especial para cuidar y embellecer la piel. Si incorporamos la miel a nuestra rutina de belleza, comprobaremos cómo nuestra piel se renueva y empieza a estar más hidratada y nutrida.  Ofrece una importante acción limpiadora y es ideal para limpiar la piel en profundidad y eliminar toxinas. Este es uno de los beneficios de la miel que las empresas especializadas en cosméticos han sabido aprovechar bien, pues muchos de sus jabones, geles y desmaquillantes la incorporan como principal ingrediente. Como exfoliante natural, la miel también es un ingrediente muy eficaz y beneficioso para la piel. Su contenido rico en azúcares con sustancias como la fructosa, la glucosa y los ácidos alfa-hidróxidos, permite una magnífica exfoliación que deja la piel revitalizada y muy suave. Además, actúa como regenerante de las células muertas. Otro de los múltiples beneficios de la miel para la piel es la extrema hidratación que nos proporciona.  Si tienes acné o manchas en la piel, la miel, al contener peróxido de hidrógeno y otras sustancias, es efectiva en el tratamiento de pieles acneicas, favoreciendo la reducción de impurezas y evitando el aumento de bacterias. ¡Y todo sin resecar la piel! 
La miel es uno de los ingredientes naturales más preciados en el mundo de la cosmética.

Su alto contenido de vitaminas, minerales y la enzimas naturales que contiene, le otorgan un poder especial para cuidar y embellecer la piel.

Si incorporamos la miel a nuestra rutina de belleza, comprobaremos cómo nuestra piel se renueva y empieza a estar más hidratada y nutrida.




 

Ofrece una importante acción limpiadora y es ideal para limpiar la piel en profundidad y eliminar toxinas. Este es uno de los beneficios de la miel que las empresas especializadas en cosméticos han sabido aprovechar bien, pues muchos de sus jabones, geles y desmaquillantes la incorporan como principal ingrediente.
Como exfoliante natural, la miel también es un ingrediente muy eficaz y beneficioso para la piel. Su contenido rico en azúcares con sustancias como la fructosa, la glucosa y los ácidos alfa-hidróxidos, permite una magnífica exfoliación que deja la piel revitalizada y muy suave. Además, actúa como regenerante de las células muertas.
Otro de los múltiples beneficios de la miel para la piel es la extrema hidratación que nos proporciona.
Si tienes acné o manchas en la piel, la miel, al contener peróxido de hidrógeno y otras sustancias, es efectiva en el tratamiento de pieles acneicas, favoreciendo la reducción de impurezas y evitando el aumento de bacterias. ¡Y todo sin resecar la piel!



30 trucos de belleza infalibles que quizás no sabías

Conoce los beneficios de la vitamina C