7 usos de la miel que no conoces




La miel desde la prehistoria

En las Cuevas de la Araña, en Bicorp (Valencia), hay una pintura rupestre, única en el mundo, que muestra a una persona recolectando miel de un panal de abejas. A la pintura se le supone una antigüedad de unos 8 000 años. Esto es una muestra de que la miel ha formado parte de la dieta humana desde tiempos inmemoriales, principalmente como edulcorante, pero también como alimento en sí mismo, y así la seguimos utilizando hoy.

La miel es un producto natural que elaboran las abejas. Se compone principalmente de azúcar, con un cierto contenido de vitaminas, aminoácidos, proteínas otros nutrientes, que dependen de la planta en la que se alimentó la abeja. Sin embargo, hay otros usos de la miel que no son tan conocidos, a pesar de lo beneficiosos que son.




 

Contra las quemaduras

Resultado de imagen de quemadura piel

La miel es excelente como regenerador de la piel. En el caso de sufrir una quemadura leve, hay que poner la zona afectad bajo el grifo de agua fría y, después se puede cubrir la zona con miel y dejarla ahí durante unas cuantas horas. La quemadura se curará pronto sin dejar marcas en la piel.

Contra el acné

Por sus propiedades antibacterianas, la miel puede utilizarse contra el acné. Basta con una mascarilla elaborada con la miel sola, pero también puede aplicarse mezclada con una cucharada de zumo de limón.




15 usos del bicarbonato que muy pocos saben

30 trucos de belleza infalibles que quizás no sabías